Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

BILL and I

BILL & I







Yo sería un buen hijo si Bill Evans me hubiese engendrado, ya lo creo. Escucharlo tocar el piano sería mejor que salir a matar gorriones o romper cristales u observar eclipses. Olería a colonia de papá, a maderas y tabaco, sentado al piano. Y tocaría una melodía tan suave como sentida; luego otra tan viva como complicada; luego otra tan triste como inevitable. Y yo, niño, sacaría mi cajita de colores para poner a cada nota el suyo propio y vería salir por la ventana jirones de verde y azul y gris y rosa. Le diría: “¡Papá!” y él sonreiría, me vería sobre el cristal de sus lentes y afirmaría delicadamente con la cabeza, mientras sus manos continuaban acariciando al piano como se acaricia a un gato o el cuerpo de la mujer amada o la arteria por la que la droga ha entrado para salvarnos.
           Imagino que cualquier martes sería domingo a su lado. Imagino, también, que le vería sufrir y dar portazos y mandar al diablo a todo, a todos; que yo me encargaría de quitarle los z…

Fuentes No Oficiales (Segunda parte)

Noticias Internacionales para un Diario Improbable



SUB MARCOS

Desde que hace varios años se dio a conocer –con foto y datos generales- que el hombre tras el pasamontañas no se llamaba Marcos, sino Rafael Guillén, se sospecha que varios personajes más han ocupado su lugar tras el mismo pasamontañas.
Primero se dijo que el que fungía como subcomandante del ejército zapatista, en lugar de Guillén, era Manuel “el Flaco” Guzmán. Al parecer se la pasaba albureando a los indígenas y metiendo mano a las enaguas de las mujeres (cosa a la que, por lo demás, ya estaban acostumbradas por el original). Cuando acaeció la muerte del Flaco, el lugar fue ocupado por Cuahutémoc Cárdenas, el cual sólo duró unas semanas en su papel revolucionario ya que se tuvo que preparar para ser candidato de las elecciones en turno. Después el personaje fue asumido por Carlos Monsivais, pero éste tampoco duró pues, según dijo, extrañaba mucho a sus gatos, además de que eran muy evidentes sus lentes bajo el pasamontañ…