Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Padre Árbol

A guy.










Recuerdo a cuatro de los niños que formaban parte de una de las bandas más particulares de mi infancia en la escuela. Elio, Eloy, Eric y Gustavo eran buenos estudiantes, malos deportistas, torpes para los golpes (algunos más, algunos menos) y, aunque no eran los únicos, sé que eran los líderes de la banda del Padre Árbol, algo que, creo, comenzó como un juego y terminó siendo un culto prohibido o, más aún, anatemizado dentro y fuera de la escuela, en nuestras casas, lo cual ya era decir mucho. Nunca me enteré de las, digamos, reglas o los fundamentos del grupo y sus rituales, pero todos nos enteramos del objeto de su adoración, el cual era uno de los muchos viejos y fuertes eucaliptos que demarcaban los campos de futbol, dentro del colegio. Por qué habían decidido o cómo “supieron” que ese eucalipto en particular era el Padre Árbol, no lo adiviné nunca. Acaso era más alto o más grueso o contenía algún antropomorfismo visto desde algún ángulo específico que yo nunca…