Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Una crisis de hoja en blanco al buen estilo aristidemiano

La crisis de la hoja en blanco siempre ha sido una constante para mí. No porque no tenga nada que decir, no porque no quiera decir nada; sino porque cuando quiero decir no es lo que quiero y las palabras, el lenguaje y toda la falsedad de la supuesta expresión no siempre lo dicen todo.  Es tal vez una mera repetición de ideas lo que estoy a punto de hacer –que ya empecé- y que como siempre, es más difícil encontrarle pies, cabeza, sentido o cualquier incoherencia que dentro de la lógica tenga coherencia. No bastan las palabras carnalito, siempre quedó más que claro, y nunca fue suficiente.

La crisis de la hoja en blanco se debería llamar esta parrafada, la crisis de querer decir tantas cosas y que todas se queden atragantadas en los dedos, en las uñas. La crisis de querer expresar algo que de cualquier forma es o reprochable o desdecible por cualquier otra parte. Me siento, tratando de tomar una taza de café a sorbos largos, tratando de entender lo que sigue, pero despué…