Ir al contenido principal

Mujeres


 2007-11-30









- ¡Javier Balazo!
- ¡Aquí, presente!
- ¡Dígame, Balazo, por qué las mujeres son tan necesarias!
- ¡Porque son la cosa más hermosa del planeta!
- ¡No diga pendejadas, Balazo! ¡Esto es cosa seria!
- ¡Porque sin ellas no exitiríamos!
- ¡Aún no me convence! ¡Qué más!
- ¡Porque siempre nos van a mostrar lo idiotas que podemos ser!
- ¡Por eso las odiamos!
- ¡Sí, por eso!
- ¡Pero por qué son tan necesarias!
- ¡Por eso: porque somos idiotas!
- ¿¡Me está llamando idiota!?
- ¡A usted, a mí, al doctor, al payaso, al fontanero, al presidente y al niño que está a punto de regalar su primera rosa!
- ¡Eso le salió bien, Balazo!
- ¡Gracias!
- ¡Es usted un romántico!
- ¡Y usted también!
- ¡Yo fui a la guerra!
- ¡A las mujeres les encantan los uniformados! ¡Y más si fueron a la guerra!
- ¡Maté cientos de hombres en cuestión de semanas!
- ¡Es usted un tipo interesante!
- ¡No me arrepiento de nada!
- ¡Tiene convicciones!
- ¡Me acosté varias veces con un compañero de infantería!
- ¡No teme a su lado femenino!
- ¡Balazo, una mujer me tiene loco! ¡Hace tanto que no me pasaba!
- ¡Está usted vivo! ¡Debería estar contento!
- ¡No lo estoy, Balazo; me carga la chingada!
- ¡Dígame cómo es ella!
- ¡Alta, delgada, pelo largo, negro, rizado, ojos tremendos, boca carnosa, delicada como el viento!
- ¡No hay escapatoria, es hermosa!
- ¡Es hermosa!
- ¡Conquístela!
- ¡Me da miedo!
- ¡Por qué!
- ¡Porque soy idiota!
- ¿¡Hace cuánto que no quiere a una mujer!?
- ¡Desde que murió mi esposa!
- ¿¡Qué pasó con su esposa!?
- ¿¡Qué pasa con los traidores!?
- ¡Se les fusila!
- ¡Eso pasó con ella: la fusilé!
- ¡Bravo!
- ¡La muy perra!
- ¡Entiendo su desconfianza! ¿¡Hace cuánto pasó eso!?
- ¡Hace muchos años!
- ¡Cuántos!
- ¡Muchos!
- ¡Debería olvidarlo!
- ¡No es tan fácil, Balazo!
- ¡Haga lo que hago yo!
- ¡Y qué hace usted!
- ¡Apago el corazón!
- ¡Ya está diciendo pendejadas otra vez!
- ¡Cierto! ¡Siempre se vuelve a encender!
- ¡No está siendo de mucha ayuda, Balazo!
- ¿¡Qué quiere que le diga!?
- ¡Que me coja a todas las cabronas facilonas y me olvide de aquella!
- ¡Mejor cójase a la que le gusta!
- ¡No pienso en ella de esa manera!
- ¡Terrible!
- ¡Lo sé!
- ¡Invítela a comer, a bailar, a ver la ciudad! ¡Pregúntele qué le gusta, qué quiere, hágala reír!
- ¡Imposible, está casada!
- ¡Mierda!
- ¡Eso!
- ¡Pero no importa! ¡De alguna forma todas están casadas!
- ¡Explíquese!
- ¡Todas tienen un compromiso: con su cuerpo, con sus amigas, con su carrera, con sus planes, con la película que se hicieron desde niñas! ¡Siempre necesitan algo para estar preocupadas!
- ¡O tristes!
- ¡O enojadas!
- ¡O inconformes!
- ¡O indecisas!
- ¡O... casadas!
- ¡No se preocupe! ¡Búsquese otra!
- ¡No quiero!
- ¡No se aferre!
- ¡No me diga qué hacer!
- ¡No lo entiendo!
- ¡Yo tampoco!
- ¡Se está volviendo loco!
- ¡Eso fue lo que dije!
- ¡Ahora veo!
- ¡Ayúdeme, Balazo!
- ¡Emborrachémonos!
- ¡Hagámoslo!
- ¡Salud!
- ¡Salud!
- ¡Salud!
- ¡Salud!
- ¡Salud!
- ¡Esto no sirve! ¡Pienso más en ella!
- ¡Salud!
- ¡Balazo, compórtese!
- ¡Es hermosa, no hay escapatoria!
- ¡Camina como si el mundo le perteneciese!
- ¡Le pertenece, es hermosa!
- ¡Es fría y distante, altiva!
- ¡Está fingiendo, sabe que todo mundo la ve!
- ¡Quiero matar a todos los que la ven!
- ¡Mátelos!
- ¡Quiero destriparlos, arrancarles los ojos, embutirles la lengua, despellejarlos!
- ¡Yo lo ayudo!
- ¡Quiero abrazarla, besarla, tomarle el rostro, decirle cosas! ¡Quiero ser su paraguas, su cobija, su llave, su agenda! ¡Quiero ser el único nombre que pueda pronunciar!
- ¡Dígale eso!
- ¡Ya lo hice!
- ¡Bien!
- ¡Mal!
- ¡Por qué!
- ¡Porque no sirvió de nada!
- ¡Es estúpida!
- ¡Balazo, si vuelve a decir eso lo fusilo!
- ¡Insista!
- ¡Lo fusilo!
- ¡Insista!
- ¡Le meto diez parientes en la cabeza!
- ¡Insista!
- ¡Lo dejo de tal forma que ni los perros lo van a querer!
- ¡Insista!
- ¡No!
- ¡Mierda!
- ¡No quiero!
- ¡Sí quiere!
- ¡Me carga la chingada!
- ¡Se lo está cargando!
- ¡Yo, un héroe de guerra!
- ¡Usted, un hombre cualquiera!
- ¡Yo, que he visto a la muerte de frente!
- ¡Usted, que no sabe nada!
- ¡Yo, que no he temido al fuego!
- ¡Usted, gran cobarde!
- ¡Me voy a matar!
- ¡No diga pendejadas, esto es cosa seria!
- ¡He llorado!
- ¡No me cuente eso, no es necesario! ¡Dignidad ante todo!
- ¡La dignidad se va al carajo!
- ¡No se doble!
- ¡Estoy doblado!
- ¡Levántese!
- ¡No puedo!
- ¡No quiere!
- ¡Sí quiero!
- ¡Saque el pecho, enderece la espalda, vea al frente! ¡Esto es la guerra!
- ¡Ellas son el enemigo!
- ¡No, ellas son la ciudad a conquistar!
- ¡Cierto!
- ¡Sea cauteloso! ¡No muestre sus armas a la primera!
- ¡Soy voraz!
- ¡Ocúltelo!
- ¡Soy bocasuelta!
- ¡Cállese!
- ¡Se me nublan las ideas al tenerla cerca!
- ¡Piense!
- ¡Quiero que sea libre!
- ¡Libérela!
- ¡Quiero que crezca!
- ¡Cuídela!
- ¡Quiero que no tema!
- ¡Acompáñela!
- ¡Quiero que me quiera!
- ¡No! ¡Quiérala y ya!
- ¡Nadie hace nada por nada!
- ¡Es mentira que usted no piense en ella de “esa forma”!
- ¡Sí, es mentira! ¡La deseo como bestia!
- ¡Ya me había hecho dudar!
- ¡Como bestia!
- ¡Está atrapado!
- ¡Como bestia!
- ¡Ya no sé qué decirle!
- ¡Javier Balazo!
- ¡Aquí, presente!
- ¡No me ha servido para nada! ¡Lo voy a fusilar!

Entradas populares de este blog

Tal cual

Yo soy el marihuano que te lleva serenata,
Acompañado de borrachos,
Policías
Y un coro de ranas,
A las cinco de la tarde
De un martes de diciembre,
Con los ojos vendados,
En traje de astronauta.

Yo soy el drogadicto que todos los días llama
A la estación cumbanchera
Y pide esa cancioncita
Que te alegra la mañana.

Me gusta
Que te guste
Lo que busco;
Me busca
Que te encuentre
Y haga bizcos.
Me visto
Que te pones
Lo que uso;
Me uso
Que te pase
Lo que pasa.

Yo soy el borrachito que se pone terco
Alegando tus silencios,
Blandiendo poses,
Roncando como puerco,
Y despierta enfadado
Y Perdido.
Sin pies.
Sin cogito, sin sum, sin ergo,
Para después perderse
En la más triste de las farsas,
En las faldas
De la esperanza que aun albergo
De un día verte feliz en la terraza.

Soy el buenoparanada
Que te hace de comer
Como nunca has comido
Ni volverás a hacer.
Soy el malagradecido
Hijo de puta
Bastardo y cariñoso,
Tonto y orgulloso,
Limpio y apestoso,
Que siempre te da las gracias.

El respetuoso,
El c…

Fernando Paredes

Epítetos, poesías, pituitarias

2007-02-26






Hey,


Corazón,


Tengo dos manos ansiosas por escribirte lo mucho que te quieren escribir, pero nomás no saben cómo, no se ponen de acuerdo en el qué, el matiz, el tono, la figura, el aliento, el sentido concreto de esto que aparece de vez en cuando en la mirada, de vez en cuando en mis oídos, como un algo que no sé qué pedo, algo que eres tú sin serlo, cosas raras que traen pegada tu forma de andar, tus ojos quietos, tu cuerpo largo, a Hendrix, a Isabel y Lucrecia, y tus bracitos de agua, y tus nalguitas de niño nalgón, y tu voz clara, liviana, hipnotizante, floja, floja, floja, tirada en la cama, sonriendo, desnuda, hermosa, vamos a comer gorditas de chicharrón, abramos las persianas que de todas formas están abiertas, bailemos en cada semáforo rojo, tiremos la hueva al compás de una fuente dominguera, la marcha de Zacatecas, el centro de la nación, chocos de fresa, esquites subtitulados, Bill Whithers canta ain’t no sunshine wen she’s gone, y la pila de libros inútiles me ac…